2/10/14

Skin 101: Acné

Podemos definir el acné como una enfermedad inflamatoria de los folículos pilosos y sus glándulas sebáceas asociadas que se caracteriza por la aparición de lesiones acneicas que pueden ser comedones (abiertos y cerrados: puntos negros y los típicos granitos de cabeza blanca, respectivamente), pápulas, pústulas, nódulos y quistes.




¿Por qué aparece?

El acné es una enfermedad multifactorial, pero podemos ganar una comprensión básica de su origen si estudiamos la estructura del folículo piloso y las glándulas sebáceas. El folículo piloso es una estructura tubular de la que crece el cabello. Todo folículo tiene al menos una glándula sebácea correspondiente; esta glándula segrega sebo, una sustancia oleosa que recubre la piel y el pelo. El sebo no es secretado directamente sobre la piel sino dentro del folículo piloso. Cuando el cabello es pequeño y la apertura del folículo es grande, aparece lo que llamamos poros, por ejemplo en la nariz suelen ser visibles fácilmente. Las glándulas sebáceas están repartidas por todo el cuerpo excepto por las palmas y plantas de los pies, y son más numerosas en la cara, parte alta de la espalda y pecho; justamente las zonas propensas a sufrir de acné.

Lesiones primarias: comedones abiertos y cerrados

Existen dos causas principales por las cuales aparecen las lesiones primarias del acné, los comedones abiertos (puntos negros) y cerrados (de punta blanca):

- Un incremento en el número de células en el folículo piloso, lo que produce un aumento de la cantidad de queratina que encontramos en él.
- Un incremento de la cantidad de sebo que produce la glándula sebácea.

Las razones por las que se producen estos desajustes no se conocen del todo; en esta entrada como veréis he preferido centrarme en una descripción más general y práctica del acné y su tratamiento desde la cosmética. Normalmente las células dentro del folículo se replican de manera continua tal y como ocurre con el resto de células de la superficie cutánea; de igual manera hay una secreción continua y regular de sebo. En el acné sin embargo la replicación celular en el folículo es excesiva. Así empiezan a acumularse en el folículo cada vez más sebo y queratina hasta el punto de que es imposible que fluyan normalmente hacia la superficie: al final acaban bloqueando el folículo. Esta mezcla se sigue acumulando hasta deformar el folículo y la glándula sebácea. Como resultado del proceso tenemos lo que llamamos comedón, que es la lesión básica del acné. Este puede ser abierto y volverse negro a causa de la oxidación o permanecer cerrado. En este momento la lesión aún no está inflamada. 


Lesiones inflamatorias

Las lesiones inflamatorias se originan a partir de los comedones cerrados: el sebo y material queratinoso quedan encerrados en el folículo, creando un entorno ideal para la proliferación bacteriana a partir de bacterias que encontramos naturalmente en la superficie de la piel y dentro del propio folículo. La bacteria se replica rápidamente y segrega substancias que generan una respuesta inflamatoria. Dependiendo de la gravedad de la lesión, podemos clasificarlas en:

- Pápulas: son las lesiones inflamatorias primarias. Se trata de lesiones con una dimensión inferior a 0.5 cm de diámetro. Se observa como un volumen sobre la piel y a causa de la inflamación, presentan un color rojizo/rosáceo.
- Pústulas: se trata de lesiones con pus. Su color varía desde blanco/amarillo a verde/naranja. Si apretamos las pústulas se segrega el líquido que contienen.
- Nódulos: se trata de una pápula pero de mayor tamaño, la acumulación de sebo y queratina es mayor y a más profundidad. 
- Quistes: suceden cuando el folículo se llena de líquido, tocándolo suavemente podemos notar el líquido que contiene. 

Híperactividad de las glándulas sebáceas

Las glándulas sebáceas se vuelven más activas durante la pubertad gracias al incremento de andrógenos, particularmente de testosterona, que eleva la producción de sebo. La actividad de las glándulas sebáceas sigue teniendo un control hormonal durante la adultez, estando regulada en varones mediante la testosterona. En las hembras el incremento inmediato de la hormona luteinizante que sigue a la ovulación incita una aceleración en la actividad de las glándulas sebáceas. La mayor actividad incita o exacerba la aparición de acné normalmente entre 2 y 7 días previos a la menstruación. Las mujeres que experimentan un nivel más alto de andrógenos, como las afectadas por el síndrome de ovarios poliquísticos, sufren frecuentemente de acné. La noción de que el sebo contribuye a la acnegenicidad está respaldada por diversos factores como su comedogenicidad, el hecho de que tiene un efecto inflamatorio cuando es inyectado en la piel y el mayor nivel de producción sebácea presente en pacientes con acné severo (1). Se ha encontrado también que los pacientes que sufren de acné tienen glándulas sebáceas de mayor tamaño (2). No se ha encontrado ninguna diferencia entre el sebo de personas con acné y personas que no lo sufren; Strauss y Thibout notaron sin embargo que existe una relación inversa entre la producción sebácea y el nivel de ácido linoleico en el sebo de personas con acné - cuanto mayor es la producción sebácea, menor es el contenido de ácido linoleico (2). Downing et. al propusieron que el bajo nivel de ácido linoleico causa un déficit localizado de ácidos grasos en el epitelio folicular que contribuye a disminuir la función barrera del mismo y a híperqueratosis folicular, lo que en conjunto agrava el acné (3). 

Cambios en la queratinización folicular

En los pacientes con acné los queratinocitos en vez de seguir el proceso normal de descamación tienden a quedarse pegados debido a la presencia del sebo, la acción de la transglutaminasa (una enzima responsable de conectar las membranas celulares de los queratinocitos) y las cargas positivas y negativas involucradas en el proceso, dando lugar a los comedones. 

La influencia bacteriana

La bacteria P.acnes ha sido calificada múltiples veces como responsable del acné, sin embargo lo más probable es que su efecto no sea directo pues la podemos encontrar en la superficie cutánea de pieles normales. Se sabe que el incremento de sebo y la híperqueratosis en el folículo conllevan a un aumento del nivel de P.acnes alrededor del folículo. Es posible que la inflamación observada se deba más bien a la presencia de ácidos segregados a partir de la transformación de los triglicéridos presentes en el sebo por parte de las lipasas bacterianas. 

Vías de acción

Una vez que sabemos grosso modo qué es el acné, podemos dilucidar algunas formas básicas de tratarlo; cada una supone un enfoque diferente que pueden o no complementarse y que corresponden a su vez con diferentes tipos de productos:

Normalizar el proceso de queratinización

Una de las formas en que podemos prevenir el acné es evitar que los queratinocitos formen cúmulos, algo que conseguimos por ejemplo mediante el uso de retinoides, que alteran las cargas eléctricas involucradas en el proceso y reducen el nivel de transglutaminasa. Estamos hablando de productos como la tretinoína, el adapaleno, tazaroteno, retinoides como el retinol y los retinoides orales. 

Eliminar o reducir la bacteria P.acnes 

Los antibióticos orales u otros productos como el peróxido de benzoílo o el azufre atacan la población bacteriana, reduciendo con ello la producción de productos que causan inflamación. 

Eliminar el material que bloquea los poros

En esta tarea necesitamos productos comedolíticos, como los alfahidroxiácidos, retinoides o especialmente el ácido salicílico. 

Atacar la respuesta inflamatoria

En esta ocasión el objetivo es usar ingredientes antiinflamatorios, como por ejemplo el ácido salicílico u otros muchos como el aloe vera, la niacinamida, el extracto de té verde, de camomila, etc. 

Reducir el nivel de sebo

Este enfoque tiene dos vías, la oral y la tópica. Los retinoides tópicos logran reducir la producción de sebo, y por la vía oral el uso de retinoides orales o por ejemplo anticonceptivos puede ayudar a reducir la producción sebácea. 

Tratamientos con prescripción

Antibióticos tópicos y orales

Los antibióticos tópicos contienen alguno de los siguientes antibióticos: eritromicina, clindamicina y tetraciclina. Como su nombre indica funcionan atacando las bacterias presentes en el folículo.

Los antibióticos orales que se usan son por lo general tetraciclinas y eritromicina, siendo especialmente común la minociclina (un tipo de tetraciclina). El uso de antibióticos tiene algunos inconvenientes y es imperativo hacerlo bajo control médico, al que deberéis recurrir para conseguir información sobre dosis, efectos secundarios, etc. 

Ácido retinoico

El ácido retinoico es un químico relacionado con la vitamina A, cuyo principal efecto es regular el volumen de reproducción celular dentro del folículo, por ello es especialmente efectivo en casos de acné no-inflamatorio. Es fotosensibilizante y puede causar irritación, por tanto su uso debe de ir acompañado necesariamente de una buena rutina de protección solar. 

Adapaleno y otros retinoides

Existe una variedad de retinoides (adapaleno, tretinoína, tazaroteno,...) cuyo funcionamiento así como posibles consecuencias negativas son similares a los del ácido retinoico. 

Isotretinoína

Más conocida bajo el nombre de Roacután, es un medicamento oral del grupo de los retinoides. El consumo de isotretinoína tiene diversos efectos, entre ellos: 

- Reducción de la producción sebácea
- Reducción de las glándulas sebáceas
- Reducción de la población bacteriana
- Reducción del nivel de inflamación
- Normalización del proceso de queratinización 

A pesar de todas las ventajas tiene asimismo muchos inconvenientes y debe usarse solo bajo estricto control médico.

Tratamientos O-T-C

¿Tratamientos O-T-C? Los tratamientos O-T-C u over-the-counter son básicamente aquellos productos dirigidos a tratar el acné que no precisan de receta médica para su uso, en definitiva, estamos hablando de lo que la mayoría de nosotros compramos y mayoritariamente de cosméticos (que, os recuerdo, no tienen nada que ver con los medicamentos): tratamientos sin prescripción. Como sabéis existe una plétora de productos dirigidos a las pieles acneicas que se presentan en formas tan variadas como limpiadoras, mascarillas, lociones, geles...podemos intentar limitar esta oferta siguiendo las direcciones que establece la FDA sobre los productos anti-acné, reconociéndolos como aquellos que reducen el número de lesiones e imperfecciones acneicas así como de puntos negros y granos gracias a la inclusión de ácido salicílico, azufre, azufre combinado con resorcinol y peróxido de benzoílo. Sin embargo el mercado está repleto de productos que aunque no llevan estos activos están claramente digiridos a las pieles acneicas, podemos identificarlos gracias a sus reclamos que tienen que ver con "depurar", "purificar", etc. la piel. La definición que da la FDA sirve para empezar, pero encontramos productos efectivos en el mercado que además de lo anterior contienen alfahidroxiácidos, polihidroxiácidos, retinol; agentes antiinflamatorios o antibacterianos como el aceite de árbol de té y otros extractos o incluso simplemente productos que deban su efectividad a la exfoliación mecánica, etc. 

Jabones y syndets

Mucha gente cree que el acné está causado por una mala higiene, incluyendo un gran porcentaje de las personas afectadas por él (4). Esta creencia a menudo conduce a modificar la manera y la frecuencia con que lavamos nuestra piel. En la mayoría de los casos de acne vulgaris leve a moderado es más eficaz lavar la piel dos veces al día antes que más veces (o que una sola vez), pero importa más el tipo de limpiador que usemos que la cantidad de veces que nos lavemos la piel (5): como comentamos anteriormente, podemos clasificar los productos de limpieza facial en dos grandes grupos, jabones y syndets. Como detallamos en esa entrada (las correspondientes referencias las podéis encontrar en ella) el uso de jabones resulta contraproducente, habiéndose demostrado que el uso de syndets, mucho más suaves con la piel, es mejor. Algunos productos de limpieza añaden ácidos como el salicílico o el glicólico o también peróxido de benzoílo.

En todos los casos el formato disminuye la efectividad del ácido o del peróxido, además en el caso de los ácidos el pH suele ser demasiado alto como para que tengan efectividad alguna. Hay un pequeño estudio que indica que el ácido salicílico puede ayudar estando presente en el producto de limpieza, pero no hay ninguno sobre el glicólico.

Peróxido de benzoílo

El peróxido de benzoílo tiene propiedas antiinflamatorias (6-8), comedolíticas (9) y antibacterianas contra la bacterias P. acnes y Staphylococcal aureus; un estudio demostró una reducción de casi 2 - log 10 en la concentración de P.acnes tan solo dos días tras el uso de un producto con una concentración del 5% de peróxido de benzoílo (10), resultado que se repitió en otro experimento en el que además se observó que el declive de la bacteria no experimentaba más cambios a partir del séptimo día (11). El peróxido de benzoílo se caracteriza por tener la mayor efectividad antibacteriana contra la P. acnes que cualquier otro antibiótico tópico y además no genera resistencia bacteriana; el uso conjunto de otros antibióticos tópicos y peróxido de benzoílo no solo incrementa el poder bactericida del antibiótico (12) sino que además previene la aparición de resistencia bacteriana al usarse junto a otros antibióticos no solo tópicos sino también orales (13). En un estudio se comparó el uso de un producto con una concentración del 5% de peróxido de benzoílo dos veces al día con la aplicación de ácido retinoico al 0,05% una vez al día durante ocho semanas sobre pieles con acné moderado y aunque ambos resultaron ser 'extremedamente eficaces' consiguiendo reducir las lesiones acneformes así como reduciendo el número de comedones abiertos y cerrados en solo dos semanas, el grupo que usó el peróxido de benzoílo obtuvo mejores resultados al reducir más rápidamente las lesiones inflamatorias y generar menos efectos secundarios como resequedad cutánea (14).

Podemos encontrar productos sin receta con una concentración de entre 2,5 y 10% de concentración de peróxido de benzoílo tanto en productos sin aclarado como con aclarado. La eficia del peróxido de benzoílo se ve claramente afectada en los productos que se aclaran, es decir, cuando se incluye en limpiadoras, aunque sigue siendo efectivo para reducir la presencia de P. acnes en la piel (12). Es posible que las formulaciones en gel estabilicen mejor al peróxido de benzoílo en comparación con otros formatos como cremas o lociones (15). Se ha observado que la reducción de lesiones acneiformes es igual en las concentraciones del 2,5%, 5% y 10%, con el resultado de que incrementar la concentración solo incrementa a su vez la posible irritación (16). El problema que tiene el peróxido de benzoílo es que normalmente suele irritar la piel, produciendo descamaciones, rojeces y picores; algunas personas lo llegan a describir como 'alergia' al peróxido de benzoílo, sin embargo el porcentaje de pacientes que sufren dermatitis de contacto al peróxido de benzoílo es muy bajo, entre 1-2,5% de personas con acné (17, 18). Además suele manchar/decolorar las sábanas y el cabello. 

Existen algunas preocupaciones sobre el potencial cancerígeno del peróxido del benzoílo ya que se ha encontrado que causa roturas en varias cadenas de ADN celulares en mamíferos. A día de hoy se han llevado a cabo diversos estudios (por ejemplo 19, 20) y no se ha encontrado ninguna relación entre el uso de peróxido de benzoílo y el cáncer en humanos. Es cierto sin embargo que se ha encontrado que promueve la aparición de tumores en roedores, pero eso como imagináis no significa que ocurra lo mismo en humanos, sobre todo -o más bien, de manera añadida- porque los estudios que se han llevado a cabo en ratones han encontrado este efecto que solo ocurre en condiciones experimentales muy concretas y predominantemente sobre individuos híper-sensibles (por ejemplo, se sometió a los ratones a dosis altas de radiación UV). Además de la obvia diferencia anatómica entre roedores y humanos, el peróxido de benzoílo se lleva usando como tratamiento tópico para el acné desde los años 60 y en todas esas largas décadas de uso y estudio no se ha encontrado ninguna correlación y es por eso que a día de hoy se sigue considerando que su uso es seguro. 

Alfa-hidroxiácidos y polihidroxiácidos

Ya hemos comentado con anterioridad que no solo los alfahidroxiácidos, sino que también los polihidroxiácidos pueden ayudar con el acné gracias a su acción queratolítica, ayudando especialmente a mejorar las lesiones post-acneicas (manchas, cicatrices, etc.). Podéis encontrar más información sobre ellos aquí, aquí o aquí

Acido Salicílico

Podéis encontrar una pequeña introducción sobre él aquí; la mayor característica que tiene frente al resto de ácidos de uso cosmético es que es lipo-soluble, lo que le otorga la capacidad de penetrar en el bulbo piloso/poro y tener por ello una capacidad comedolítica. Además ejerce una acción antiinflamatoria al inhibir el ácido araquidónico. 

Existen multitud de estudios que demuestran la superioridad del ácido salicílico frente al uso de placebos o, también, de peróxido de benzoílo (21-24) Lo importante frente al peróxido de benzoílo es que se suele considerar que si bien el salicílico es más eficaz tratando acné comedogénico, no lo es sin embargo frente al acné inflamatorio. Además el salicílico no tiene la capacidad de evitar la resistencia bacteriana al combinarlo con otros antibióticos. 

Podemos encontrar productos sin prescripción con concentraciones de hasta el 2% de salicílico. El problema del salicílico es que es un activo bastante reconocido como agente anti-acné y podemos encontrarlo en muchísimos productos de muy diversas gamas, y es un problema porque eso ha conducido a que existan multitud de productos que incluyen ácido salicílico pero sin embargo tienen un pH demasiado alto como para que este ejerza efecto alguno. En el caso del salicílico lo ideal es buscar productos con un pH entorno al 3,5% o menos. 

Azufre

El azufre se lleva usando siglos para tratar diferentes condiciones dermatológicas, podemos encontrar por ejemplo que Aulus Cornelius Celsus (ca. 25 a. C - 50 d. C), enciclopedista/ médico romano, describe en De Medica el uso de azufre en baños minerales para tratar el acné (25). Hoy en día seguimos usando el azufre para tratar el acné gracias a su efecto antifúngico y bacteriostático (26). Aunque no se sabe bien el mecanismo, quizá presenta además un efecto queratolítico al interactuar con la cisteína en el estrato córneo produciendo con ello su reducción a sulfuro de hidrógeno; este último degrada la queratina, produciendo así el efecto exfoliante (27).  Existe un estudio desactualizado que lo califica de comedogénico (28); estudios posteriores muestran lo contrario (29). 

Podemos encontrarlo en concentraciones de entre el 3-8%, aunque su uso es limitado debido a su mal olor. 

Triclosan y triclocarban

Quizá los conozcáis en su uso de conservantes; son básicamente dos agentes antibacterianos que a veces se añaden a productos de limpieza facial con la intención de reducir la presencia de la bacteria P. acnes en la piel. No hay demasiadas pruebas, pero algunos estudios indican que pueden ser útiles (30-31).

Retinoides

Los retinoides son derivados de la vitamina A y podemos encontrarlos en muchas formas: retinol, retinyl propionate,  retinyl palmitate, etc. 

El retinol y el retinyl propionate son absorbidos por los queratinocitos cuando se convierten por oxidación en retinaldehído; el retinyl palmitate es inactivo. El retinaldehído se convierte en tretinoína. En general los retinoides son veinte veces menos eficaces que la tretinoína tópica, aunque su capacidad de penetración percutánea es mayor (32). Una concentración del 0,25% de retinol induce cambios similares a los observados con una concentración del 0,025% de tretinoína, sin causar tanta irritación. El problema es que la mayoría de productos sin prescripción suelen incluir concentraciones de entre 0.04-0.07% (33).

Tratamientos mecánicos

En esta sección hablamos básicamente de los exfoliantes mecánicos. Hay tres grandes tipos de exfoliantes mecánicos en función de las partículas abrasivas: los más fuertes suelen tener por partículas abrasivas huesos de frutas triturados o partículas de óxido de aluminio, estas partículas son irregulares; los de intensidad media suelen llevar partículas de polietileno, de forma esférica y regular y de tacto suave. Finalmente los más suaves suelen incluir gránulos de tetraborato de disodio (bórax) decahidratado, que se disuelven con el uso. Como ya comentamos en otra entrada, los exfoliantes mecánicos tienen un efecto negativo sobre el acné agravando los comedones y favoreciendo la aparación de eritemas y descamaciones. A pesar de ello parece que el uso de exfoliantes mecánicos fomenta la resorción de lesiones inflamatorias (34). 

Aparte de los exfoliantes mecánicos tradicionales, desde hace algunos años encontramos cepillos mecánicos que básicamente proveen una exfoliación mecánica. No hay ningún estudio que pruebe que contribuyan a la mejora del acné. Finalmente tenemos las míticas "bandas pegajosas" dirigidas a eliminar los puntos negros de nariz y barbilla. Estas bandas funcionan gracias al hidrocoloide catiónico polyquaternium-37, que se une a los componentes aniónicos de, principalmente, los filamentos sebáceos que tenemos en la nariz. No hay ningún estudio que demuestre su eficacia contra el acné.

Aceites esenciales

Existen principalmente dos aceites esenciales que han demostrado alguna eficacia contra el acné: el aceite de árbol del té y el aceite de camomila. En el primer caso las propiedas antibacterianas del aceite de árbol del té logra un efecto similar en una concentración del 5% al que consigue una concentración del 5% de peróxido de benzoílo; no es tan eficaz, pero a la vez es menos irritante (35). En el caso del aceite de camomila, la presencia de alfa bisabolol puede mejorar el acné gracias a sus propiedas antiinflamatorias (36).

El problema es que la mayoría de productos sin prescripción que incluyen aceite de árbol del té suelen tener una concentración del 1% o menos, y usado puro puede llegar a ser irritante. Lo mismo ocurre con el aceite de camomila, la efectividad va a depender del porcentaje de presencia del alfa bisabolol. Hablamos más sobre extractos y aceites esenciales aquí.

Suplementación oral

Se han probado diversos suplementos orales para intentar controlar el acné, entre ellos el zinc y la nicotinamida.

En pacientes con acné el zinc inhibe la quemotaxis, es bacterioestático contra la P. acnes y reduce la producción de TNFα (II).  In vitro inhibe la 5-alpha reductasa tipo I, una enzima fundamental para entender el impacto hormonal del acné (37). En un estudio aleatorio de doble ciego se compararon dos grupos que usaron respectivamente una suplementación de 30 mg/día de zinc gluconato contra 100 mg/día de minociclina. A los 90 días ambos grupos experimentaron una mejora significativa de pápulas y pústulas, aunque el grupo que tomó la minociclina tuvo mejores resultados (38). La recomendación diaria de zinc es de 15 mg/día, la mitad de lo que se suele usar para tratar el acné. El consumo excesivo de zinc puede traer por lo general malestar estomacal y en los casos más graves puede causar anemia severa, leucopenia y neutropenia (39). 

La nicotinamida mejora el acné impidiendo la quemotaxis de las células blancas así como inhiendo la producción de enzimas liposomales que dañan la pared folicular por parte de las mismas (40). La dosis diaria recomendada es de 20 mg/día; los efectos contra el acné se han visto con dosis de entre 750-1000 mg/día (41). Una opción para el acné es también la niacinamida tópica. En teoría la suplementación es segura hasta 3000 mg/día, pero dosis altas causan daños irreversibles en el hígado.

Acné y dieta

Tradicionalmente se ha considerado que ciertos alimentos grasos o alimentos como el chocolate, la mantequilla de cacahuete, etc. provocaban acné; no existe ninguna prueba de que haya una correlación directa entre ambas y en general se acepta que la dieta no influye en el acné. A pesar de eso puede ocurrir que una persona tenga una sensibilidad específica a cierto tipo de comida, aunque es excepcional. 

En la red se encuentran muchos casos de personas que afirman experimentar una mejora en el acné al parar el consumo de lácteos; existen varios estudios estadísticos que correlacionan un consumo alto de leche, particularmente leche desnatada, con el acné o con una mayor severidad del mismo. El problema es que son estudios de mala calidad. Ocurre algo similar con los estudios que correlacionan estadísticamente el consumo de dietas donde predominan los alimentos de bajo índice glucémico y la mejora del acné (el acné estaría así relacionado con niveles altos de insulina en sangre). Ninguno de estos estudios es suficiente para establecer una relación fuerte entre dieta y acné.

______________________________________________________________________________

Conclusiones personales 

- Quiero recalcar que la información precedente tiene un mero carácter informativo y que no debe ser una incitación a hacer un mal uso de ciertos productos ni a la auto-medicación. Muchas de las cosas que menciono en la entrada pueden representar problemas serios de salud si no son usadas con cuidado, y el acné es, ante todo, una enfermedad que además puede llegar a ser severa. 

- En línea con lo anterior creo que es importante mencionar que los estudios que he leído donde se utiliza la suplementación oral suelen utilizar personas con un acné medianamente severo; igual es meramente para poder apreciar mejor los efectos pero igual no, como sabéis no soy médico pero sí sé que hay una línea muy clara entre lo que podemos denominar la cosmética y la suplementación, especialmente si hablamos de súperdosis, de complementos alimenticios. Yo personalmente antes de optar por cualquier de estas opciones consultaría con mi médico de cabecera para que os amplíe la información sobre las dosis, posibles problemas, etc. Lamentablemente el mundo de los suplementos alimenticios sufre de un infra-control legislativo y el problema es que aparte de que hay que asegurar que consultamos con una fuente legítima, cada historial médico es único y sin la formación necesaria no podemos juzgar la pertinencia o no de algo que se aleja de la cosmética y entra dentro del campo de lo médico.

- A lo largo de la breve historia del blog y de las entradas de este tipo creo que he intentado recalcar que debemos tratar la piel con cuidado, especialmente si tenemos una afección como es el acné, especialmente si no es un acné leve. Lo que solemos identificar como piel acneica suele ser ante todo una piel inflamada, con posibles lesiones, etc. Y debemos tratarla como tal. Esto compete no solo a qué tipo de productos elegimos sino a una cosa que veo a menudo, y es que muchísimas veces intentamos usar todo a la vez, y el problema es que un producto bien formulado que incluya por ejemplo retinoides puede que, usado bien, nos funcione sin agredir mucho la piel. Pero ese mismo producto junto con otros tres bien formulados hacen un desastre. Como veis hay muchas opciones, y quizá nos cueste dar con la nuestra, lo importante es hacerlo con cabeza. Una piel dañada es una piel más propensa a infecciones, acné, etc.

- La entrada tiene, creo, un carácter bastante más general que otras porque pretende ser una introducción a diversas opciones y el objetivo principal es aclarar qué es el acné y cuáles son las maneras en que podemos resolverlo, no tanto centrarme en cada producto concreto que podemos usar; considero que es más útil ya que nos ayuda a entender exactamente de qué manera lo que usamos nos ayuda a tratar el acné encuadrándolo en una categoría de acción general. Naturalmente como podéis imaginar esta información es precaria respecto de cada tipo concreto de opción y es importante que antes de recurrir a cualquiera de ellas os informéis más sobre sus especificidades. Creo además que es obvio el motivo por el cual me he centrado en los tratamientos sin prescripción médica.

- Como vimos hay varios tipos de acné diferentes, y los posibles tratamientos a su vez tienen vías de acción diferentes: dependiendo del tipo de acné y otros factores nos serán más útiles unos u otros productos o una cierta combinación de ellos. Creo que puede ser difícil auto-evaluar el tipo de acné que tenemos y además saber conjugar eso con aspectos tan variados como nuestra piel a expensas del acné y otras cosas que se pueden ampliar hasta alcanzar hábitos de vida generales. Justamente entre otras cosas saber determinar qué es adecuado en cada caso es lo que hace un dermatólogo. Quizá no en todos los casos sea necesario, porque además suele ser costoso, pero creo que siempre es una opción que tener a mano, especialmente si nuestro acné no es leve.

- Como veis he hecho una mención breve a los cepillos exfoliantes, y es que he preferido guardarme mi opinión para esta parte. Hay un hecho: lo que hacen se reduce a exfoliar la piel mecánicamente, igual que un exfoliante cualquiera. Los posibles beneficios que pueden tener se deducen de que exfolien la piel mecánicamente, hay desventajas y en general como ya he dicho otras veces, creo que los exfoliantes químicos son superiores. No los he probado con lo cual no os doy mi opinión desde el uso, sino que es una opinión sobre el tipo de producto como tal. No sé si la intensidad con que exfolian o la manera en que el cepillo impacta la piel los hace mejores o peores que el resto de exfoliantes mecánicos más convencionales que encontramos en el mercado, puede ser. Pero más allá de eso los reclamos que suelen tener asociados son en general obviedades más o menos indirectas respecto de la exfoliación excepto uno que, sinceramente, es que me parece una obviedad tan...obvia, que me sorprende un poco que sea un reclamo publicitario. El gran reclamo de los cepillos de este estilo es que limpian en mayor profundidad: ¡naturalmente! Pongámonos en el caso hipotético de tener un pañuelo a mano. Procedemos a nuestra limpieza facial, y en esta ocasión usamos nuestro jabón habitual y además nos frotamos con el dichoso pañuelo. Evidemente la mezcla del producto de limpieza más la fricción del pañuelo conseguirán una mayor limpieza que el efecto del producto de limpieza aplicado suavemente con las manos. Igual que si limpiamos frotando a cascoporro con las manos limpiaremos más que si lo hacemos suavemente con la espuma del producto limpiador. Pero esto no pasa solo con la piel, pasa con la ropa, platos y con cualquier cosa: si añadimos fricción, naturalmente limpiamos más. El punto importante no es la obviedad de que usando un cepillo limpiaremos más, sino ¿para qué queremos que nos limpie más? Ya hemos comentado muchas veces lo importante que es tener una rutina de limpieza suave, pero eficaz; y como sabéis hay mil productos con distintos niveles de detergencia en el mercado. Yo personalmente no veo la necesidad de usar nada que me limpie seis o las que sean veces más que una limpiadora habitual, al contrario, ¡tengo problemas justamente para encontrar algo que no me reseque la piel! No es coincidencia que el reclamo sea "mira, esto limpia más" y no "mira, te digo por qué te importa que esto limpie más". La gente en general suele asumir que cuanto más intensa es la limpieza mejor (esto lo digo simplemente para aclarar que entiendo perfectamente por qué la publicidad funciona...), pero si tuviesen que sustentar -en el sentido de hacerlo creíble, no de darle un soporte teórico consistente- un reclamo del segundo tipo las tendrían más negras (aunque seguro que lo conseguirían, vaya, no lo dudéis...). Por lo demás, tomando como ejemplo el Clarisonic, los reclamos tienen que ver con la exfoliación: (1) reducción de la apariencia de los poros y más brillo --> resultado de la exfoliación (2) "sin ningún método químico o abrasivo" --> falso, la exfoliación mecánica es, por definición, abrasiva. Y que no es -una exfoliación- química es evidente, pero eso no tiene por qué ser mejor o peor, depende (3) mejor absorción de los productos de tratamiento --> resultado de la exfoliación, como vimos en esta entrada en realidad hay una relación directamente proporcional entre cuánto es capaz de penetrar algo en la piel y cuánto la daña, es decir, cuánto más penetra más daño sufre (o ha sufrido) la capa superficial de la piel. Esto es así sea que usemos glicólico, vitamina C, liposomas, o lo que sea. E incluye también a la exfoliación mecánica, claro: de hecho si lo pensáis es un reclamo peligroso, seguro que habéis leído casos de personas a las que estos cepillos les han dado acné, híper-sensibilidad, etc. Esto es porque la exfoliación era excesiva y al quedar la piel desprotegida todo penetra más, sí, pero también las bacterias campan a sus anchas más fácilmente, la piel está más expuesta, etc. No quiero implicar que otros tipos de exfoliación no causan el mismo debilitamiento, claro que sí, pero no es un resultado mágico del cepillo, sino de la exfoliación. Todos los reclamos son perfectamente atribuibles a cualquier tipo de exfoliamente mecánico. Por ello por ejemplo podemos encontrar algunos estudios donde este tipo de cepillos parecen ser beneficiosos para casos de dermatitis seborreica y otros donde la piel presenta una textura irregular y donde la exfoliación que aporta el cepillo y la mayor capacidad para "limpiar" a través de esa superficie irregular parecen dar buenos resultados. De nuevo sin embargo los beneficios parten de la exfoliación, porque los mismos buenos resultados se observan también en este tipo de problemas usando otras clases de exfoliantes (entre otras cosas a veces, depende del caso).

Igual mañana pruebo uno y me encanta, pero eso no quita que tenga claro qué hacen en mi piel, sería lo mismo que si encontrase mañana un scrub que me encantase vaya, que sean un cepillo no hace ninguna diferencia de categoría. Quiero terminar diciendo que entiendo que haya gente a la que os guste, igual que hay gente que usa exfoliantes mecánicos de otros tipos, o incluso cepillos no eléctricos, etc. Exfoliar, dentro de cierto límite, tiene como resultado que la piel en general se ve más bonita. Pero a mucha gente le pasará que la exfoliación le resulta excesiva (quizá porque lo usarán de manera excesiva/lo usarán mal; pero no siempre) mientras que a otros no, etc. Personalmente creo que para lo que hacen, esta clase de cepillos son demasiado caros, y en general creo que juegan mucho con las sensaciones estéticas más que con otra cosa. Pero mi punto es simplemente destacar qué hacen, para que quien quiera comprarlos o usarlos sepa exactamente qué está usando. La pretensión que tienen muchas marcas y que reflejan en su publicidad de que estos cepillos no exfolian es, simplemente, ridícula.

- Creo que hay que tener en cuenta que todos estos ingredientes suelen resecar la piel de por sí y además la cosmética dirigida a pieles acneicas/grasas suele abusar del alcohol, productos astringentes y fórmulas ligeras. Buscar oclusivos ligeros tiene sentido, claro, pero es importante también buscar un equilibrio entre hidratación y tratamiento anti-acné. El resumen es, como siempre, intentar cuidar la piel, no agredirla.

- En la entrada sobre la comedogenicidad comentaba en la parte de conclusiones personales que me resultaba rara la aparición de pequeños granitos por ejemplo un día después de usar un producto. En una de las fuentes que consulté mencionaban específicamente que si el producto era acnegénico o comedogénico los resultados se veían a partir de al menos unas semanas, confirmando asi mi suposición inicial, que es además coherente con esta entrada también. Pienso que quizá cuando ocurren esos casos los granitos puedan ser de alergia, no lo sé.

- Sobre la relación entre el acné y la dieta, personalmente pienso que quizá en un futuro se encuentren más relaciones causales entre ciertas dietas y la incidencia de acné, creo que para eso primero debemos empezar a conocer más y mejor qué causa esas alteraciones primarias que llevan al acné (híper-producción celular y aumento de la producción de sebo). La alimentación por ejemplo tiene relación con el entorno hormonal y quizá en algunos casos pueda influir, de momento es cierto que hay muchos defensores de dietas de bajo índice glucémico y pocos lácteos para tratar el acné, lo que pasa es que los estudios científicos tienen una jerarquía y los estudios estadísticos, con muestras pequeñas, que no hacen un buen trabajo para controlar aislar la variable que se quiere estudiar, etc. son estudios de peor calidad que otros. Hasta donde yo sé no tenemos fuentes suficientes (ojo a la palabra: suficientes) para determinar que haya alguna relación relevante, a pesar de que existen algunos estudios que parecen indicar que puede haber alguna relación, y cuyas conclusiones señalan en general que es un tema que requiere más estudio. Personalmente creo que por ejemplo abandonar los lácteos, o algunos como la leche desnatada, no tiene por qué tener un gran impacto en el conjunto de la dieta de una persona. Pasar a una dieta de bajo índice glucémico sin saber muy bien cómo hacer el reparto adecuado de nutrientes no sé, en general creo que si queréis probar a cambiar vuestra dieta en estas direcciones es importante buscar información y ayuda profesional para reestructurar la dieta adecuadamente. Ojo no digo que funcione, pero entiendo que haya gente que quiera probar, pero en ese caso hay que hacerlo bien ;)

- Finalmente esta entrada deja muchas cosas de lado, por ejemplo peelings químicos, tratamientos con luz, etc. He intentado seleccionar la información que puede ser más relevante pero obviamente esto no es más que un guiño a tema mucho más amplio.


¿Lidiáis con el acné? ¿Consideráis que os afecta mucho, qué hacéis para resolverlo? ¡Contadme vuestros trucos! :)

Fuentes

- "Acne", Alex Zvulunov en Handbook of Cosmetic Skincare. Second Edition. Ed. Maibach et. al., Informa Healthcare, 2009, p. 58-77.
- "Over-the-counter acne treatments", Emmy M. Graber y Diane Thiboutot en Cosmetic Dermatology Products and Procedures, Ed. Zoe Diana Draelos, Willey-Blackwell, 2010, p. 488-494.
- "Acne (Type 1 Sensitive Skin)", Leslie Baumann, Jonette Keri en Cosmetic Dermatology Principles and Practices, 2nd Ed. McGraw-Hill: Medical, 2009, p. 121-127.

1. Harris HH, Downing DT, Steward ME, et.al. Sustainable rates of sebum secretion in acne patients and matched normal control subjects. J Am Acad Dermatol. 1983;8:200
2. Strauss JS, Thiboutot DM: Diseases of the sebaceous glands. En: Freeberg I, Eisen A, Wolff K, et.al. eds. Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine, 5th ed., New York, NY: McGraw -Hill; 1999:769.
3. Downing DT, Stewart ME, Wertz PW, et.al. Essential fatty acids and acne. J Am Acad Dermatol. 1986;14:221.
4. Clearihan L . ( 2001 ) Acne: myths and management issues . Aust Fam Physician 30 , 1039 – 44.
5. Choi JM , Lew VK , Kimball AB . ( 2006 ) A single - blinded, randomized, controlled clinical trial evaluating the effect of face washing on acne vulgaris . Pediatr Dermatol 23 , 421 – 7 .
6. Leyden JJ . ( 2001 ) Current issues in antimicrobial therapy for the treatment of acne . J Eur Acad Dermatol Venereol 15 ( Suppl 3 ),51 – 5 .
7. Kim J , Ochoa M , Krutzik S , Takeuchi O , Uematsu S , Legaspi A , et al . ( 2002 ) Activation of toll - like receptor 2 in acne triggers infl ammatory cytokine responses . J Immunol 169 , 1535 – 41 .
8. Vowels B , Yang S , Leyden J . ( 1995 ) Induction of proinfl ammatory cytokines by a soluble factor of Propionibactreium acnes : implications for chronic infl ammatory acne . Infect Immun 63 , 3158 – 65 .
9. Tucker SB , Flannigan SA , Dunbar M Jr , Drotman RB . ( 1986 ) Development of an objective comedogenicity assay . Arch Dermatol 122 , 660 – 5 .
10. Bojar RA , Cunliffe WJ , Holland KT . ( 1995 ) Short - term treatment of acne vulgaris with benzoyl peroxide: effects on the surface and follicular cutaneous microfl ora . Br J Dermatol 132 , 204 – 8 .
11.Pagnoni A , Kligman AM , Kollias N , Goldberg S , Stoudemayer T  ( 1999 ) Digital fluorescence photography can assess the suppressive effect of benzoyl peroxide on Propionibacterium acnes . J Am Acad Dermatol 41 , 710 – 6 .
12.Leyden JJ . ( 2001 ) Current issues in antimicrobial therapy for the treatment of acne . J Eur Acad Dermatol Venereol 15 ( Suppl 3 ), 51 – 5 .
13.Berson DS , Shalita AR . ( 1995 ) The treatment of acne: the role of combination therapies . J Am Acad Dermatol 32 , 31 – 41 .
14. Belknap BS . ( 1979 ) Treatment of acne with 5% benzoyl peroxide gel or 0.05% retinoic acid cream . Cutis 23 , 856 – 9 .
15.Gollnick H , Cunliffe W , Berson D , Dreno B , Finlay A , Leyden JJ , et al . ( 2003 ) Management of acne: a report from a Global Alliance to Improve Outcomes in Acne . J Am Acad Dermatol 49
(Suppl), S1 – 37 .
16. Mills OH Jr , Kligman AM , Pochi P , Comite H . ( 1986 ) Comparing 2.5%, 5%, and 10% benzoyl peroxide on infl ammatory acne vulgaris . Int J Dermatol 25 , 664 – 7 .
17.Balato N , Lembo G , Cuccurullo FM , Patruno C , Nappa P , Ayala F . ( 1996 ) Acne and allergic contact dermatitis . Contact Derm 34 , 68 – 9 .
18. Morelli R , Lanzarini M , Vincenzi C . ( 1989 ) Contact dermatitis due to benzoyl peroxide . Contact Derm 20 , 238 – 9 .
19. Kraus AL , Munro IC , Orr JC , Binder RL , LeBoeuf RA , Williams GM . ( 1995 ) Benzoyl peroxide: an integrated human safety assessment for carcinogenicity . Regul Toxicol Pharmacol 21 ,
87 – 107 .
20. Cartwright RA , Hughes BR , Cunliffe WJ . ( 1988 ) Malignant melanoma, benzoyl peroxide and acne: a pilot epidemiological case – control investigation . Br J Dermatol 118 , 239 – 42 .
21. Shalita AR . ( 1981 ) Treatment of mild and moderate acne vulgaris with salicylic acid in an alcohol - detergent vehicle . Cutis 28 , 556 – 8 .
22. Chen T , Appa Y . ( 2006 ) Over - the - counter acne medications . In: Draelos ZD , Thaman LA , eds. Cosmetic Formulations of Skin Care Products . New York : Taylor & Francis , pp. 251 – 71
23. Shalita AR . ( 1989 ) Comparison of a salicylic acid cleanser and a benzoyl peroxide wash in the treatment of acne vulgaris . Clin Ther 11 , 264 – 7 .
24. Pagnoni A , Chen T , Duong H , Wu IT , Appa Y . ( 2004 ) Clinical evaluation of a salicylic acid containing scrub, toner, mask and regimen in reducing blackheads . 61st meeting, American Academy of Dermatology, February 2004, Poster 61 .
25.Thayer B. (2006) Celsus: De Medicina. Available from: http:// penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/Celsus/home. html .
26. Gupta AK , Nicol K , Gupta AK , Nicol K . ( 2004 ) The use of sulfur in dermatology . J Drugs Dermatol 3 , 427 – 31 .
27. Lin AN , Reimer RJ , Carter DM . ( 1988 ) Sulfur revisited [see comment ]. J Am Acad Dermatol 18 , 553 – 8 .
28. Mills OH Jr , Kligman AM . ( 1972 ) Is sulphur helpful or harmful in acne vulgaris? Br J Dermatol 86 , 620 – 7 .
29. Fulton JE Jr , Pay SR , Fulton JE 3rd . ( 1984 ) Comedogenicity of current therapeutic products, cosmetics, and ingredients in the rabbit ear . J Am Acad Dermatol 10 , 96 – 105 .
30. Franz E , Weidner - Strahl S . ( 1978 ) The effectiveness of topical antibacterials in acne: a double - blind clinical study . J Intern Med Res 6 , 72 – 7 .
31. Lee TW , Kim JC , Hwang SJ . ( 2003 ) Hydrogel patches containing triclosan for acne treatment . Eur J Pharm Biopharm 56 , 407 – 12 .
32. Duell EA , Kang S , Voorhees JJ . ( 1997 ) Unoccluded retinol penetrates human skin in vivo more effectively than unoccluded retinyl palmitate or retinoic acid . J Invest Dermatol 109 , 301 – 5 .
33. Kang S , Leyden JJ , Lowe NJ , Ortonne JP , Phillips TJ , Weinstein GD , et al . ( 2001 ) Tazarotene cream for the treatment of facial photodamage: a multicenter, investigator - masked, randomized, vehicle - controlled, parallel comparison of 0.01%, 0.025%, 0.05%, and 0.1% tazarotene creams with 0.05% tretinoin emollient cream applied once daily for 24 weeks [see comment] . Arch
Dermatol 137 , 1597 – 604 .
34. Mills OH Jr , Kligman AM . ( 1979 ) Evaluation of abrasives in acne therapy . Cutis 23 , 704 – 5 .
35. Bassett IB . ( 1990 ) A comparative study of tea - tree oil versus benzoyl peroxide in the treatment of acne . Med J Aust 153 , 455 – 8 .
36. Brown DJ , Dattner AM . ( 1998 ) Phytotherapeutic approaches to common dermatological conditions . Arch Dermatol 134 , 1401 – 4 .
37. Dreno B , Trossaert M , Boiteau HL , Litoux P . ( 1992 ) Zinc salts effects on granulocyte zinc concentration and chemotaxis in acne patients . Acta Derm Venereol 72 , 250 – 2 .
38. Dreno B , Moyse D , Alirezai M , Amblard P , Auffret N , Beylot C , et al. ( 2001 ) Multicenter randomized comparative double - blind controlled clinical trial of the safety and effi cacy of zinc gluconate versus minocycline hydrochloride in the treatment of inflammatory acne vulgaris . Dermatology 203 , 135 – 40 .
39. Porea TJ , Belmont JW , Mahoney DH Jr . ( 2000 ) Zinc - induced anemia and neutropenia in an adolescent . J Pediatr 136 , 688 – 90 .
40. Fivenson DP . ( 2006 ) The mechanisms of action of nicotinamide and zinc in infl ammatory skin disease . Cutis 77 (Suppl), 5 – 10 .
41. Niren NM . ( 2006 ) Pharmacologic doses of nicotinamide in the treatment of infl ammatory skin conditions: a review . Cutis 77 (Suppl), 11 – 6 .

10 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho. Ya sabes que yo sufro de acné no demasiado fuerte pero si persistente. He pasado varias veces por el roacutan y los resultado en mi son temporales, el acné siempre reaparece al cabo de un par de años... Lo único que realmente me funcionan son los ácidos.

    Por cierto, te quería recomendar una limpiadora. La Trixera+ de avene. Yo creo que tengo la piel parecida a la tuya pero con mayor tendencia acneica y este es de las pocas limpiadoras que me limpia pero no me deja sensación tirante el cara.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias @Ohnehin :) Pues es una putada lo del roacután la verdad, sí te he leído varias veces que usas peelings con bastante concentración. Yo no tengo un acné muy fuerte pero personalmente encuentro también que lo controlo con ácidos, pero claro, a una concentración mucho más baja.

    Pues sabes que llevo unos días pensando en esa limpiadora justamente porque te leí en el foro mencionarla y desde entonces me ha parecido interesante, se me está acabando la famosa de Noviderm (que no me ha gustado nada...) y creo que me voy a lanzar a por ella, tenía mis dudas de si no iba a ser muy "grasa" pero si te va bien creo que me voy a animar.

    Gracias por pasarte, un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por el artículo!!
    Gracias por tu dedicación

    ResponderEliminar
  4. Al igual que ohnehin he estado varias veces con roacutan pero los buenos resultados son sólo temporales, últimamente tengo un brote bastante extenso y ya no sé qué hacer, no quiero volver a tomar isotretinoína. El ácido salicílico no me ha funcionado :(

    ResponderEliminar
  5. Al igual que ohnehin he estado varias veces con roacutan pero los buenos resultados son sólo temporales, últimamente tengo un brote bastante extenso y ya no sé qué hacer, no quiero volver a tomar isotretinoína. El ácido salicílico no me ha funcionado :(

    ResponderEliminar
  6. Justo la semana pasada fui al derma por un lunar y ya que estaba le pedí algo para la piel que últimamente se me ensucia mucho, poros taponados y tal, no tengo acné, por suerte y me dijo que en vez de la arcilla usara pasta al agua de azufre, tengo que ir a comprarla a ver que tal, no sabía que se utilizaba.
    El triclosan pensaba que solo se usaba en desodorantes y en los geles estos antisépticos, porque mata las bacterias.

    Un saludo, disfruta mucho en EEUU y claro que quiero ver marcas que me pongan los dientes largos, Tarte y compañía ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo me quedo con la boca abierta. No tengo acné,pero sí la piel mixta-grasa-sensible,algún granito ocasional,poros abiertos y esas cosas.Estoy usando Biónica por las noches y me gusta.En cuanto haga más frïo volveré al Retirides.Y sigo con el jabón Dove.No me gustan mucho los exfoliantes físicos,creo que me irritan un poco,así que tampoco me llama la atención los cepillos faciales. Chiquilla,yo estoy deseando volver a leerte,pero primero las obligaciones.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la entrada, todo muy detallado y preciso, un gusto leerte :)
    A mi me encantaría saber porque razón es que salen aquellos ''granos'' tipo abceso, internos, sin orificio de salida. Sufro de ese tipo ocasionalmente y me han dejado unos surcos sin siquiera haberlos tocado :(
    Por cierto quisiera pedirte ayuda con mi rutina, podría molestarte al mail?

    ResponderEliminar
  9. La Trixera si que es algo grasa, de echo durante el verano no la he usado pero por lo menos a mi el invierno pasado me fue bien. De todas formas en un par de semanas mas volveré a ella así que si quieres me paso y te comento mis impresiones otra vez :p Lo que si que creo que puede que no te guste de la limpiadora es el olor, es bastante especial.

    Yo estoy pensando en copiarte la crema de noche de cara al invierno. Me gusto mucho lo que escribiste sobre ella.

    ResponderEliminar
  10. - Muchas gracias @Carmen :)

    - @Unknown, es que depende de cómo sea el tipo de acné igual te van mejor otras cosas u otro tipo de concentraciones, hay que jugar un poco con ambas cosas. La verdad es que no te puedo decir nada en concreto porque no sé cómo es tu acné ni tampoco soy médico claro, pero sí te puedo decir que en todos los artículos que leí (que son varios más de los que cito) comentaban una y otra vez que hoy en día el acné, si bien a veces es difícil hacer que desaparezca, es posible que mejore mucho en la grandísima mayoría de los casos, es cosa de dar con el tratamiento adecuado. Habla con tu dermatólogo o cambia a otro que te ayude a encontrar la solución, es cosa de probar :)

    -@Cosméticos al desnudo, sí, yo los conocía como conservantes, la verdad es que no está muy claro hasta qué punto sean efectivos pero bueno. Yo no tenía ni idea de que existía "pasta al agua de azufre", la verdad es que sí sabía que se usaba el azufre para tratar el acné pero la verdad es que es bastante raro. Muchas gracias, la verdad es que Tarte no me llama tanto, aunque tienen ahora una paleta de coloretes para navidad que... :P Un saludo :)

    - @Susana sí, a mí los exfoliantes mecánicos en general me dan peores resultados que los químicos. Yo con los retinoides no me animo aun, con el glicólico voy más o menos bien así que me he plantado ahí, igual en unos años me lo planteo. Gracias por pasarte :)

    - @Luna Azul, es que no se sabe concretamente cuál es la causa "primera" de que ocurra bien ese exceso de material queratinoso o de sebo, entonces lo se hace es atacar esos dos factores y normalmente da resultados. Las heridas donde "falta piel" son difíciles de tratar pero igual limando un poco la superficie se te hace más fácil luego maquillarlas. Igual deberías ir al dermatólogo. Sí claro escríbeme sin problemas, intentaré contestarte lo antes posible :)

    @Ohnehin, sí, viendo la formulación ya me imaginaba que sería en plan 'cold cream', si no te importa me interesaría saber tu opinión :) Yo ahora donde estoy tengo la piel mejor porque el clima es mucho más húmedo, en Madrid cuando me ponía la crema de Nuxe la verdad es que era muy placentero sobre todo en invierno porque me notaba la piel como muy "agredida" del frío; lo único que te tiene que gustar esa sensación de "crema en la piel" obvia. De todas maneras la usa mucha gente con la piel mixta y así porque aunque es muy oclusiva es relativamente poco grasa. ¡Espero que si la pruebas te guste mucho! :)

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por llegar hasta aquí y por aportar a este pequeño blog con tu comentario. Si tienes cualquier duda déjala donde sea, sea donde sea que esté la leeré ;) ¡Comparte y disfruta!